Fuente: El Territorio
 
 Jandry Pierotti | Profesor de Educación Física y entrenador de básquet.

Frontal, como es habitual, explicó que se debe a la falta de infraestructura. Cree que el deporte no es explotado y que la disciplina requiere de un proceso

POSADAS.“No sirve un deportista burro”. Alejandro Pierotti sintetiza un concepto que se remarca con rojo cuando aparece una joya, con aptitudes para progresar en la alta competencia, y que en varias ocasiones termina en segundo plano, fundamentalmente por decisiones erróneas de los involucrados.
Frontal, picante, amante del básquetbol, Jandry admite que “he perdido algo del gusto por la docencia”, quizás porque desde que se involucró de lleno en el Siglo XXI -el club de básquet de Puerto Rico- encontró ese recreo que tantas veces se anhela y en contadas ocasiones se encuentra.
Para que no queden dudas, Pierotti destaca sin titubear: “Sin menosprecio a los otros deportes, creo que el básquet es uno de los deportes que viene funcionando de manera más orgánica y organizadamente. Dentro de los deportes de conjunto es el que mejor viene funcionando en Misiones”.
Categórico en su definición. Como también cuando llega el momento de abordar el tema sobre el lugar que ocupa la educación en la sociedad y cómo puede utilizarse desde los diferentes ámbitos.
“El tema de la educación física me hizo acordar a una charla que tuvimos en el Sudamericano en Curitiba (hace tres semanas), donde los entrenadores brasileños también sostienen de que el club ha reemplazado el trabajo de formación física de base de la educación física en la escuela”, apuntó el entrenador oriundo de Puerto Rico.
Y luego amplió la definición, donde planteó un escenario que se acrecentó en los últimos años por diversos factores y que hoy es asumido por todos los actores. “En las escuelas estatales, enganchando con el compromiso del docente, salvo contadas excepciones, van a las clases y terminan haciendo lo que hacemos todos los profesores de educación física, dándole ‘fulbito’. Producto de la falta de infraestructura, la falta de material deportivo, la poca carga horaria disponible, eso hace que se pierda el compromiso que sentía el docente con la materia, que también contribuyó con eso, la aparición de actividades extracurriculares, que hace que el fin de semana para el docente sea para descansar, no como trabajo de intercolegiales, como era antes. Hoy el docente, si eso no se le paga extra… el ser humano más que el docente, porque nadie trabaja gratis, porque no entra dentro de sus expectativas laborales”. 

¿Y cómo está hoy la provincia?
La provincia como parte integrante de la democracia argentina y sudamericana creo se encuentra algo mejor que el promedio de otras democracias que a mi criterio, producto de los criterios desvirtuados de sus integrantes, los políticos, dista de ser la democracia que yo quisiera como mejor forma para vivir.

 

¿En qué sector está la educación?
La educación está en el sector de importancia que le dan quienes tienen la misión de gobernarnos, fundamentalmente en la elección de especialistas capacitados para dirigir el área de forma específica.

 

¿Cuánto evolucionamos respecto de años anteriores?
En cuanto a educación creo que no evolucionamos respecto de años y décadas anteriores, al menos estamos igual si no hemos retrocedido; estas pretendidas reformas con cambios, marchas y contramarchas creo, quitaron criterio educativo y desorientaron el rumbo pretendido. Pero a veces me cuestiono planteándome esto, si es solamente dentro del contexto educativo argentino, pues sin conocer mucho del ámbito internacional, creo percibir la crisis educacional, si no es mundial, al menos abarca a muchos países más que a Argentina.

 

A la hora de la formación de un niño-adolescente, ¿cuáles son los pilares básicos?
Particularmente los pilares básicos a la hora de la formación de un niño-adolescente se encuentran fundamentados en el desarrollo de la responsabilidad, el compromiso y la solidaridad como sostenes principales en lo que a mi ámbito educativo, la educación física y el deporte, se refieren. Respecto de la educación general escolar creo que seguimos brindando contenidos enciclopedistas que, sumado al avasallamiento de las tecnologías modernas, atentan contra la capacidad de análisis, pensamiento e interpretación de lo que están aprendiendo, “el qué, el por qué y el para qué realizo las cosas”.

 

¿Hasta qué punto llega el compromiso del docente?
Intermedio. Y mucho menor que en épocas anteriores es el compromiso actual del docente. El inicio de esto es la desvalorización de la remuneración al igual que muchas otras del docente. Eso fue quitando ganas y compromiso que sumado por ejemplo en el ámbito deportivo escolar con la desaparición de las competencias intercolegiales de proyección nacional, fue quitando motivación en educadores, que son los primeros motores y en sus educandos.

Como punto súper positivo rescato la reactivación de los Juegos Nacionales Evita en los últimos dos períodos de Gobierno nacional.

 

En algunas ocasiones se remarca que el docente prefiere obviar ciertos puntos claves, ¿por qué se hace esa lectura?
Se hace esta lectura porque facilita la tarea de cumplir el cometido, trabajar sobre puntos claves muchas veces incrementa sobremanera la tarea y haga o no la misma, el sistema penaliza o premia sin que tenga ninguna incidencia.

 

El deporte, como pilar de la educación, ¿es explotado?
Lamentablemente el deporte no es explotado com pilar educativo, volvemos a las primeras respuestas: creo que nuestros conductores no han tenido en las últimas décadas verdadera noción de lo que genera el deporte en la formación y educación de los individuos.

Bajándolo a mi ámbito pequeño, que es el trabajo basquetbolístico de Siglo XXI, creo que el mayor tesoro es haber ratificado que a través del deporte educativo hemos aportado ciudadanos valiosos a esta sociedad tan necesitada de valores positivos.

 

¿Cuesta que se entienda que el deporte es indispensable en la formación?
Cuesta mucho, creo que por eso nuestro país y provincia carecen de políticas deportivas, y esto lo expreso como análisis descriptivo, no valorativo.

Los pocos resultados deportivos se dan como situaciones aisladas, casi abortivas, el caso de la Generación Dorada en el básquet, las medallas de oro en ciclismo, nos enteramos y acordamos cuando, sorprendidos, vemos la bandera argentina izándose y a partir de ahí, obviamente, se hace toda la pantomima publicitaria como que el país es el único responsable de tal o cual resultado.

 

¿Lo más difícil es imponer disciplina?
No es difícil cuando se trata de un proceso, la disciplina es un camino muy largo, empieza siendo coercitivo, o sea desde afuera generado, estimulado y guiado por los conductores hasta terminar siendo convictivo, es decir instalado por convicción propia.

La mejor frase que escuché respecto del tema la dijo Bernardinho Rezende, entrenador multicampeón del vóleibol brasileño: “La distancia entre el sueño y la realidad se llama disciplina”.

 

Cuando un padre deja a su hijo en la escuela de fútbol o básquet -u otro deporte-, ¿busca que se forme o sólo piensa que el niño ‘haga algo’?
Hay de las dos clases, los que entienden al deporte como método de vida y quienes ven en el deporte a una guardería para sus hijos; está en nosotros, los conductores deportivos, guiar a los papás al respecto, y la mejor definición la dio mi primer y mejor maestro en la vida, don Víctor Ángel Pierotti: “El deporte como uno de los medios… pero el objetivo es siempre el hombre”.

 

Hoy el club cumple un rol imprescindible entonces?
Sí, en muchos órdenes. En el aspecto humano como contención, en el aspecto deportivo como socialización y en el desarrollo físico reemplazando la ausencia por la poca calidad de trabajo que tienen los chicos en su ámbito deportivo. Que también está pasando en Brasil, los entrenadores también tuvieron en los últimos años que hacer hincapié en cuestiones de formación física previo a lo deportivo.

Antes la educación física escolar era mucho más efectiva, por suerte ahora como punto positivo del gobierno nacional, han reactivado los juegos nacionales Evita. Entonces el club tiene que suplantar al recibir a los chicos, primero la enseñanza del básquet por desarrollar la formación física básica que es la ausencia que está trayendo esta crisis de la educación física escolar; sumamente importante eso porque nos está pasando a todos los entrenadores hacer este análisis y sacar las conclusiones.
Ahora hay que enseñarle a mover los pies, trabajar sobre la psicomotricidad, sentido kinestésico, sumado a la cantidad de tiempo que los chicos pasan en la computadora. Ha desaparecido el trepar árboles, tirar piedras, andar en bicicleta, entonces hay que hacer hincapié en las cuestiones básicas: el equilibrio, el equilibrio en posición invertida, el manejo del cuerpo, el manejo del cuerpo en el movimiento, entonces los chicos tienen un trabajo en conjunto más complejo para la formación del deportista.

 

Pero hay una paradoja, pocos clubes están bien parados para sostener a esos chicos y darle la formación…
Y particularmente en Misiones, son muchos menos los que están bien estructurados de los que nosotros creemos. Muchos de los 11 clubes que participan de la Liga Provincial (de Básquetbol, organizada por la Federación Misionera) se sostienen por esfuerzos hasta personales o esfuerzos de algunos dirigentes acompañados de los padres para que sus hijos hagan una actividad deportiva que muchas veces se entiende como exclusivamente deportiva. Y nos olvidamos de que el deporte tiene que ser un formador. Son menos los clubes que cuentan con estructuras sólidas, de los tienen te decía el Oberá Tenis Club, en Posadas, los dos clubes de Eldorado que poco a poco, están apuntando a sus sedes sociales y que los clubes dejen de ser cuestiones abstractas, que pasen a ser cuestiones físicas, como pasa con el club Tokio que ayer nos fuimos casi a las 11 de la noche y veías a los chicos tirando al aro, donde es su segunda casa. Y otros funcionamos en instituciones que son alquiladas, que se abren para el horario de básquet. Ha desaparecido el juego extra porque las instituciones tampoco quieren ceder sus instalaciones fuera del horario en los que hacen el convenio. Es una realidad bastante diferente de una década hacia atrás.

 

¿Hay diferencias entre un profesor de un colegio y uno de un club?
Son sustanciales las diferencias. Se me ocurre hacer la comparación con el empleado privado y con el estatal. El estatal trabaje o no trabaje, normalmente nadie sufre un descuento por poca dedicación profesional. En esto, que puede entenderse como una cuestión privada, los entrenadores estamos rindiendo semana a semana exámenes y poniendo en evaluación el trabajo que se hace. Entre los entrenadores, el que trabaja no come. Son muy pocos los que viven de esto. A mí, el básquetbol, me permitió mejorar mi estándar de vida pero en absoluto vivo del básquet, me sostengo con las múltiples actividades que hago.

 

¿Qué es mejor para el niño, que haga un deporte individual o colectivo?
Los dos contribuyen a la formación. Insisto, no hay que perder de vista la formación manda. Voy a repetir la frase: ‘el deporte como uno de los medios, pero el objetivo es siempre el hombre’.
Fundamentalmente que esto sirva para desarrollar los tres puntos básicos que en nuestro trabajo en Siglo XXI hacemos hincapié: la responsabilidad, el compromiso y la solidaridad, aún siendo parte de un deporte individual, porque un jugador de tenis, el atleta o el ajedrecista que hoy no tiene ganas de entrenar, debe ser solidario con el entrenador que ha hecho el compromiso. Entonces, fundamentalmente la responsabilidad es el punto número uno, sumado al compromiso y a la solidaridad de integrar un grupo. Después qué es mejor, lo resolverá el interés de cada chico.
Cuando recibimos a los papás, que traen a sus chicos a Siglo, lo primero que le digo es que el chico debe seguir viniendo a hacer la actividad mientras manifieste interés. Si el chico no se siente a gusto me parece que es un error de padres y entrenadores que de repente, por querer que haga un deporte o nosotros por pensar en una cuota mensual permitamos que el chico realice una actividad donde no se sienta a gusto o no esté motivado. Siempre cuento lo mismo, con el respeto y admiración que siento por los grandes pianistas del mundo, es como que a mí me obligaran a hacer piano, que es una cuestión que no siento. Entonces, que el chico sea parte de un deporte individual o colectivo es de acuerdo a la personalidad y al gusto que sienta cada deportista. Bueno es que los chicos no se especialicen a temprana edad en una actividad deportiva.

 

 

El perfil
VICTOR ALEJANDRO PIEROTTI (45)
*Profesor Nacional de Educación Física recibido en 1988 en el Instituto César S. Vázquez, Santa Fe.

*Oficial Principal Policía de Misiones con curso aprobado para ascenso a Subcomisario
*Asistente de equipos formativos en la selección argentina en 2000, 2001, 2002 y 2007. Campeón sudamericano juvenil en Cali, Colombia en 2000 y en 2007 en Posadas. Campeón argentino de los Juegos Evita en 2006 en Córdoba.

1 Comentario

  • Marcelo Alejandro Garcia dice:

    Jandry…que haces papa tanto tiempo. vi el mjs tarde cuando fuiste a jujuy. Estoy organizando un evento para el 16 y 17 de Noviembre de 2013 . de 5 a 15 años Me gustaría invitarte a que vengas a Jujuy y de paso conocen la quebrada de Humahuaca. Te mando un abrazo Marcelo Garcia desde jujuy argentina

Deja un comentario

- Somos Puerto Rico Web -

SomosPuertoRico Web utiliza software libre publicados bajo licencia GNU/GPL.
Los contenidos son publicados bajo licencias Creative Commons salvo que el autor indique otras licencias.
(Se permite el uso de los contenidos citando la fuente.)

Con Tecnologías PHP / MySQL / Wordpress
Puerto Rico - Misiones - Argentina