Primer Festival del Río

“El festival pensado para pensar”

 

A la última y trajinada semana del año, consumida en preparativos, festejos y reencuentros, le sucede de pronto, la calma que se abre paso en los cálidos días de enero. Las calles vacías de bullicio y movimiento, no parecen ser las mismas de siempre.

El comienzo del año 2011, recién estrenado, rompió esta vez, la clásica rutina veraniega de la ciudad. En el Club de Pesca, se dieron cita muchos portorriqueños y visitantes, intrigados por ver, qué era eso del Festival, que se estaba promocionando en los medios como “Naturaleza y Cultura”, los días 4, 5 y 6 de enero.

La originalidad de este evento se fue dando desde su misma gestación. Un grupo de jóvenes de nuestra ciudad, varios de los cuales habían protagonizado “AlterArte” en años anteriores, sentían la necesidad de llenar el vacío de ofertas que trasciendan lo meramente pasatista en esta época del año, donde la población juvenil se duplica en la ciudad, dado los estudiantes que vienen a visitar a sus familias. El tema fue tratado en el seno de la Asociación Civil Nativos, se extendió a otras organizaciones, se convocaron amigos, generando un torbellino de ideas que lentamente fue tomando forma.

La propuesta

Para llevar a cabo la idea, se unieron cuatro organizaciones de nuestro medio: Asociación Civil Nativos, Radio 1, Revista Somos Puerto Rico y Ritual Eventos. Una vez todos compenetrados en lo que sería el espíritu del Festival, surge el propósito consensuado, formulado de esta manera:

El Festival del Río apuesta a la revalorización de la Cultura Misionera, la conservación del Medio Ambiente, y la difusión de Saberes vinculados a formas de vida más sanas y en equilibrio con nuestro entorno.

El Festival apunta a convertirse en un espacio de expresión y encuentro para artistas, artesanos, trabajadores de la cultura, comunicadores, ambientalistas y organizaciones que compartan el trabajo por la Cultura y el Medio Ambiente en la Región de Misiones y el País.

Esta propuesta estimula el protagonismo de los jóvenes en tanto actores esenciales en el proceso de construcción de una comunidad más inclusiva, más solidaria, generadora de cambios y, al mismo tiempo, invita a vecinas y vecinos, misioneros y turistas a participar activamente de alguno de sus talleres y espectáculos.

Una vez lanzada la convocatoria, a través de medios electrónicos, redes sociales, radios, afiches y el siempre eficaz “boca a boca” se despertó gran interés, a juzgar por la cantidad de mails que llegaban pidiendo más información.

Artistas de las más variadas expresiones, expositores, talleristas locales, provinciales y nacionales acudieron al bellísimo predio del Club de Pesca, transformado en un caleidoscopio multicolor, simbiosis perfecta de naturaleza y cultura.

Otro gran desafío fue conseguir el financiamiento necesario, ya que a los artistas que venían de afuera, se les ayudó con pasajes, comida y alojamiento. Las semanas previas al evento, agotadoras tareas de gestión de recursos lograron reunir fondos mínimos indispensables. Aquí cabe un gran reconocimiento a comercios, particulares y la Municipalidad local, que aportaron dinero y o materiales. La nómina completa de sponsors y colaboradores, se puede ver en www.festivaldelrío.org.ar . Finalmente, es ponderable la buena disposición de las autoridades del Club de Pesca, que permitieron el libre acceso durante los tres días del festival.

Se levanta el telón

Imaginario, por cierto. Mientras en el escenario principal, al aire libre, con el soporte del eficiente sonido montado por Dionisio Werlang, sucedían presentaciones musicales con bandas de rock, folklore, música cervecera, danzas, títeres, en otro rincón del parque, en simultáneo, coordinado y dirigido por Fernando Alvarenga, Djs locales e invitados, desplegaban su creatividad en la mesa de música electrónica, para el beneplácito de sus seguidores. LRH 89.7 Radio 1, transmitió en vivo, varias instancias del festival.

A lo largo de senderos y quinchos del club, distintas estaciones temáticas captaban la atención de paseantes. Así por ejemplo, el espacio de Gastronomía, con la saludable propuesta de platos regionales elaborados con productos de chacras de la zona, supervisado por la nutricionista Romina Graf y equipo de colaboradores, no sólo permitió degustar exquisiteces, sino que puso en valor la producción local.

El salón grande del club sirvió para instalar la barra donde ágiles manos atendían los tragos solicitados, mientras que en otros sectores de la sala se podía apreciar diferentes obras de arte de artistas locales.

La envergadura del evento y la diversidad en la movida exigían una supervisión constante. La atención de tantos pequeños detalles, resolución de problemas sobre la marcha, y coordinación estuvo a cargo de Christian Irschik, Matías Morawicki, Gabriela Roldán, Cristian Morgenstern, y Nilda Villareal.

 

Otros participantes que pusieron a disposición del público talentos y saberes a lo largo de los tres días fueron:

Bandas: Joselo Schuap y la Gira H2O, Cuadrados de Picasso (Capioví), Nectar (Posadas), Tubicha (Posadas), Raro Trío (Posadas), La Plaga (Posadas), Tano Fiorio (Posadas), Carayá (Posadas), Banda 10 (San Alberto), Horacio Correa, Rubén Britez y Francis Mendoza (Puerto Rico), Danilo Santinelli y alumnos invitados (Puerto Rico), Ritual (Puerto Rico), Gedeon (Garuhapé), Bozque Rock (Posadas), Los Vogelitos (Puerto Rico), Los Argus (Puerto Rico), Los Mitá (Puerto Rico), Aneurisma (Puerto Rico), Defecto Adolecente (Puerto Rico). Al lado del agua (Puerto Rico) Calamares en su tinta (Posadas).Cerebro (Puerto Rico). Franco Capriatti (Buenos Aires) y La Bicicleta del Opa (Puerto Rico)

 

 

 

 

 

 

 

Djs: Verónica Alvarenga, Romina Albisser, Nico Ruíz, Leo Russman, Martín Ricarda, Mauricio Selzer, Mauro Rodríguez, Daniel González, Iván Valenzuela, Nico Cavigioli, Diego Welter , MR Romero, Marcos Salazar, Jimena Rojas, Pitu Leiva, VJ César Cuevas, Gato Alvarenga.

Teatro, danza: Obra de Teatro. “La Otra”.Yanina Boschmann, Vanesa Tarnowsky (Posadas)

Teatro Clown: Las Corzzetas (Buenos Aires)Teatro de Objetos, (des)concierto para bochitas. Corto realizado x Tire y Afloje, y la Escuela de Títeres, dirigido por Carli Bastarrechea, PUECOPO, una forma distinta de aprender cooperativismo. co-producción de CAISA, Carlos Bastarrechea y Emi Aragón. (Posadas), Escuela de Micaela Valdez, Danza (Garuhapé) Horacio Chemes, Danza Árabe (Puerto Rico)

Charlas: Evaluación Ambiental, José Gallero, Derecho Ambiental, Jimena Rojas, Alimentación preventiva y curativa OPAYBO Benigno Maestu, “Movimiento por la Semilla Campesina en Misiones” Violeta Vidal, Acercamiento a Zeitgeist. Marcos Sanabria, Proyecto Mate. Claudio Salvador, Taller de redacción de crónica periodística R.aúl Puentes. Multidiversidad Popular de Misiones. CEMEP ADIS, presentación de la Carrera de Técnico Superior en Agroecológica, Ríos Libres, Grupo Ecologista Cuña Pirú, Apiterapia: Uso terapéutico de apitoxinas (veneno de abeja) y otros productos de las abejas, fines terapéuticos y preventivos, Miguel García, Tereré-Debate: “Yo que una vez puse tierra en tus pies” (presenta su libro) Cristina La Motte, Soberania en salud. Mariana Mampaey, Esencias Florales Misioneras, Karen Ryberg y Fabian Bachmann, MiSoL: Cultura libre. “El Libro y la lectura”, Diego Iasso de Bogotá, Colombia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Observación e identificación de aves y árboles nativos del Club de Pesca Puerto Rico. Rodrigo Martinez Gamba, Carlos Klein.

Pintura en vivo. Ariel Gulluni.

“Arte a cada paso” Tamara Traid, Silvia Heuer.

Espacio AudioVisual: Espacio Festival Oberá En Cortos, Espacio “La Rastrojera”. Productora comunitaria, Tire y Afloje, Corto: PUECOPO. Coproducción CAISA y Escuela de Títeres. Puerto Rico, “Arroyo Portillo vivo pero enfermo”, Ludoteca Yamahé. Garuhapé., Laboratorio de Audiovisuales: UNAM, Restrospectiva del cineasta misionero Augusto González Polo (Aristóbulo del Valle/Bs As.), Espacio Hacela Corta. UNAM

 

Voces de protagonistas

Fernando Alvarenga

 

La escena de música electrónica en Puerto Rico es una muestra de arte, entretenimiento y creatividad. Cada año surgen nuevos talentos que con la ayuda de la blogósfera, y obvio, la constancia y el groove en las venas, materializan sesiones y tracks pensados para la pista. Y es en verano, cuando el aura se enciende en la mesa de mezclas, esos tracks que sonaban en youtube, soundcloud o el myspace, ahora suenan en vivo y en directo, con el mejor sonido que supimos conseguir.

Un espacio, frente al río Paraná, desde donde se transmite en directo por la 89.7MHz a los talentos locales que se prepararon por meses para esta oportunidad. Público ansioso por escucharlos, por verlos, por bailarlos. Tres noches con el groove de djs que no solo sienten la música, sino que también comunican el criterio del festival: La sustentabilidad.

El Festival del Río se presenta con un programa de actividades muy diversas para lograr un público variado, con shows que van desde música cervecera al rock & roll, y de Joselo Shuapp a los Clowns, siempre manteniendo la consigna de la sustentabilidad como bandera, con charlas explicativas sobre ecología, salud y soluciones posibles.

Diversos artistas utilizan grandes shows y festivales para proclamar los estragos que causan al medio ambiente. Sin embargo los altos presupuestos que implican la realización de estos eventos, sumado a los altos precios en las entradas despiertan desconfianza en el público.

 

La cuestión de la sustentabilidad es una cuestión que crece día a día. Ya aprendimos que los daños al medio ambiente no son causados sólo por las grandes corporaciones y gobiernos, sino también por ciudadanos comunes. Si seguimos la propuesta y aprendemos con ella sería posible enriquecer nuestra cultura, de manera divertida.

 

Romina Graf

Espacio de Cocina, Chacra y salud.

Alguien dijo al rato que empezamos la reunión: ¿y si vamos al Club de Pesca y hablamos allá?. Cosa que resultaba mucho más inspiradora. Si mal no recuerdo, ya se había hablado en reuniones previas de los distintos espacios que iban a formarse: música, talleres- charlas, DJ´s, audiovisuales, literatura, fotografía, plástica. Pero como en toda reunión, resulta difícil hacer todo sin la panza llena… había que dar de comer y beber. Así surgió el Espacio de “cocina, chacra y salud”.

 

Pero resultó un espacio no sólo donde íbamos a dar de comer y beber, sino el lugar donde varios de los organizadores pudimos plasmar parte de lo que venimos charlando, viendo y pensando hace tiempo relacionado a la chacra, el colono, los alimentos, la cultura alimentaria, y el ambiente sano (natural) de la colonia. Porque la alimentación comienza en la producción, y la salud en la saludable producción y alimentación. Porque no es posible hablar de salud y alimentación sana, si no se cuidan los suelos donde se planta y las vertientes y arroyos de donde muchos colonos sacan agua de riego. Porque auto abastecerse de alimentos no resulta cosa fácil, pero tampoco imposible. Porque somos una provincia donde tenemos todo, mucho por cuidar y valorar; desde el suelo, el aire y el agua, hasta el conocimiento culinario de la zona. Lograr unir la salud con la chacra y la cocina.

Y pensamos que un modo de valorar y poner en el centro del espacio estas temáticas, era haciendo preparaciones en base a las producciones de la zona y mostrar los productos que habíamos conseguido traer. Cocinar sólo con productos de la chacra y ofrecer preparaciones típicas. Empezamos recorriendo las chacras, para ver qué nos podían proporcionar para cocinar en esa fecha, charlar con los colonos y ver cuáles son las condiciones de producción y medio ambiente. Y en esas visitas encontramos más que alimentos, encontramos buena gente, siempre bien predispuesta, con ganas de compartir sus conocimientos y mostrar sus producciones. Y vimos la necesidad que existe de proteger las márgenes de los arroyos, porque de ahí se abastecen la huertas y el ganado, y la necesidad de proteger el suelo (“en el verano no se puede plantar nada, porque el suelo quema la tierra”.. decía una vecina de San Alberto), de mejorar la diversidad de las producciones, de que lo que se coseche sea sano, que no tenga sustancias que nos hagan mal, y devolver a la tierra algo de todo lo que le sacamos. De conservar el ambiente sano, natural de la colonia, de lograr que se produzca de modo sustentable, para que dé más, mejor, por mucho tiempo y con bajo impacto.

Algunos ya sólo producen para el autoconsumo porque están cansados de que no dé resultado, mientras que otros con más expectativas siguen produciendo todo lo que pueden, primero para ellos y el resto se vende. Si; sabemos cuál es la situación del colono, pero desde el espacio era el modo que encontramos de ponerlos en el centro, a ellos, su cultura y el medio ambiente.

  La respuesta fue muy buena; nos proporcionaron la mayor parte de los insumos: huevo, queso criollo, ricota, leche, carne de búfalo, mandioca, choclo, tomate, morrón, cebolla, zapallo, almidón, sandía, melón, ananá, banana, mango. Con todo eso pudimos preparar: chipa guazú, chipa común de almidón, chipas saborizadas con cebolla y especias, chipa soho, mbeju, sopa paraguaya, pizza de mandioca, pan de mandioca y queso criollo, reviro de choclo, sopa de ortiga, pinchos de carne de búfalo con verduras, “milho quente” y jugos fríos de frutas.

Lograr ofrecer este tipo de preparaciones en un festival fue para nosotros de gran importancia, como un modo de valorar nutricionalmente las preparaciones regionales, y a no creer que no son sanas, ya que de hecho lo son. Forman parte de nuestra cultura alimentaria, y desde el mejoramiento nutricional no se pretende eliminarlas, sino simplemente incluirlas con la frecuencia adecuada y complementarlas con otros grupos de alimentos, lo que llamamos diversidad. Y otra vez me remito a lo anterior, diversidad de producción y diversidad en la alimentación.

La colonia misionera nos podría ofrecer toda la diversidad de alimentos que forman parte de los 6 grupos de alimentos que las guías alimentarias para la población Argentina sugieren que debemos incluir en nuestra alimentación diaria. Esto es alimentación completa y sana. Y nuestra tierra misionera nos la puede dar. Por eso la importancia de aumentar las producciones locales y lograr abastecernos en mayor medida de nuestra colonia. En Misiones la cantidad de papa que compramos debería de ser considerablemente menor a la actual, considerando que la mandioca puede cumplir la misma función. Pero para lograr ésto y mucho más es necesario de todos nosotros, los consumidores, y de políticas agrarias más acertadas.

Mención especial a Luis Ayala, el chef que nos ayudó con las preparaciones, Patricia Gómez, una estudiante de la carrera de gastronomía, Luciana Gillij nuestra vendedora y cajera, Lucrecia Villarquide, Katty Weber, Yuli Nazaruka, Marta y Ester Arévalos, colaboradoras de Nativos que nos dieron una mano, Marcela Riquelme, que nos ayudó en la venta. Y nuestra alegría especial: Ramona Toledo y sus 5 hijos, una madre de la colonia San Alberto, que estuvo los 3 días cocinando como si estuviera en su casa.

A todos ellos, a la gente de la colonia y al público que se acercó al espacio, nuestro agradecimiento.

Responsables del equipo cocina: Patricia y Martha Montovanni, Rodrigo Martinez Gamba, Romina Graf, Asociación Civil Nativos.

 

Libro de visitas

La originalidad puesta en juego sumada a la variedad de ofertas del festival, fue motivo de muchos mensajes recibidos durante y post evento, que atestiguan la satisfacción de los participantes. Algunas expresiones enviadas a la página (www.festivaldelrío.org.ar) en ese sentido expresan:

¡Con qué alegría recibimos el Festival del Río! Quiero celebrarlo y agradecer a todas y todos quienes estuvieron soñando este proyecto, viviendo con ansiedad e incertidumbre los días previos y, sobre todo, trabajando incansablemente.

Disfruté muchísimo de todos los espacios, las expresiones artísticas, los encuentros, los talleres. ¡ ¡Y qué escenario de lujo, nuestro Paraná querido! Viví plenamente los días del festival y espero estar ahí para las próximas ediciones.

Siempre es una alegría que existan espacios como el que ustedes llevaron adelante para que nos encontremos con tantos amigos que en Misiones estamos trabajando en pos del cuidado del medio-ambiente y los recursos naturales y de la difusión cultural… y también llegar a nuevos amigos con dichos mensajes. Martín Cornell

 

A TODAS las personas que trabajaron en este evento: FELICITACIONES .Esto me hace sentir orgullosa de los jóvenes que tenemos en Puerto Rico a pesar de las críticas que continuamente escuchamos, me hace pensar que sólo se difunden las acciones negativas y se les da poco espacio a las positivas Alicia Bretschneider

Gracias a ustedes por generar este espacio, más allá de la hermosura del lugar que nos cautivó, estamos agradecidas por haber podido ser parte de este tipo de movidas que intentan crear conciencia y encuentro… Nos pareció muy buena la organización…

MUCHAS GRACIAS Y esperamos se repita el año que viene. Arte Que Sana

¡Me alegro de que se sientan satisfechos con el trabajo! Adelante y mucha suerte. Danilo

Quiero felicitar a los autores intelectuales y organizadores del Festival del Río porque considero una apuesta fuerte y activa de parte de los jóvenes por crear sus propios espacios de recreación y que sea abierta a todas las edades. Es la reencarnación de “Alterarte”.

Les deseo el mayor de los éxitos para estas dos jornadas que quedan y les pido que sigan soñando con nuevos proyectos.

Es importante reconocer públicamente a las empresas e instituciones que patrocinaron económicamente el evento.

Me gustó mucho el ambiente que había. Yo vuelvo.

Roberto Carlos Tarnowski

 

FELICITACIONES A TODOS UDS por tan hermosa fiesta con expresión y sentido que nos regalaron a los portorriqueños y misioneros. ¡Muy bueno!

Erni y familia

Amigos de Puerto Rico, mis más grandes agradecimientos a todos los que lograron este hermoso espacio de encuentro, diálogo y cultura. Pone alegre saber que estas cosas se hacen con mucho corazón y esfuerzo de un grupo humano excelente, nos sentimos muy contentos desde Misol por haber participado. El año que viene doblamos la apuesta y a seguir trabajando por más!!!!

Saludos

¡Salió todo muy bien! gracias por invitarnos y por todo! ¡Que se repita! Éxitos

Carli Bastarrechea

 

Hola quería felicitarles por el festival del río, salió muy bueno y se notó que laburaron un montón, Dara Sotelo

Hola gente! Fue increíble la combinación de momentos, gente, escenarios, temáticas, comidas, aristas, estilos, contenidos, emociones, neuronas, colores y ad infinitum, casi tanto como la condición humana y también la característica central de los tiempos que corren. Y un lugar también increíble. Kevin Morawicki

 

Lo que se viene

Más allá de la gratificante experiencia que fue el festival para quienes lo llevaron en la piel, y pese a muchos halagos recibidos, no escapa a los organizadores que hubo fallas, propias de un evento de tamaña magnitud, gerenciado y atendido por un puñado de personas, que hubo de multiplicarse para resolver tantos emergentes sobre la marcha.

Como corresponde luego de una compleja tarea realizada y compartida, hubo instancias de evaluación post festival, que permiten avizorar una intención de continuidad, con una interesante proyección a futuro, y ¿quién sabe? tal vez pueda instalarse un evento “marca registrada” que nuestra ciudad tanto necesita.

Retomando los objetivos trazados, en cuanto a la construcción de un espacio donde se pone en valor la cultura regional, en su más variada expresión, con la centralidad del cuidado del medio ambiente, un grupo de soñadores pudo demostrar que una temática tan actual y profunda, no tiene por qué estar reñida con el esparcimiento, la alegría y la diversión.

 

 

Deja un comentario

- Somos Puerto Rico Web -

SomosPuertoRico Web utiliza software libre publicados bajo licencia GNU/GPL.
Los contenidos son publicados bajo licencias Creative Commons salvo que el autor indique otras licencias.
(Se permite el uso de los contenidos citando la fuente.)

Con Tecnologías PHP / MySQL / Wordpress
Puerto Rico - Misiones - Argentina