-construyendo ciudadanía-

 

 

{Un aporte a la CELEBRACIÓN de nuestro BICENTENARIO}

Reflexiones acerca de las NUEVAS CONDICIONES para pensar la CIUDADANÍA.

 

 

Desde una mirada retrospectiva, la ciudadanía fue considerada una condición conferida desde el Estado y otorgada a miembros plenos de una comunidad, iguales en derechos y responsabilidades.

 

De todos modos, aunque esta creencia se ha ido modificando, no alcanza con la sola declamación-SOMOS SUJETOS DE DERECHO– para poder ejercer tal condición.

 

Para desmalezar el tema conviene revisar la responsabilidad histórica asumida desde el sistema educativo: el modo en que la escuela se propuso la “formación de ciudadanos”: promoviendo conductas y valores que se pensaban deseables para la sociedad.

 

Desde un enfoque actualizado, circula la versión de que las formas de ser ciudadanos hoy difieren de las de otros tiempos.

 

Los sectores juveniles, en este sentido, suelen ser vistos por los adultos como apáticos y desinteresados; contraponiendo (con cierta nostalgia) una visión histórica (casi clásica) donde primaba la confianza en las epopeyas colectivas.

 

Con este criterio, se cierran espacios de participación para las nuevas generaciones , en el complejo seno de los actuales escenarios ; donde, más allá de las aún vigentes desigualdades, muchos de sus componentes están tomando decisiones , demostrando su capacidad para crear nuevos sentidos acerca de LA POLÍTICA, LA DEMOCRACIA Y LA CIUDADANÍA.

 

Observados con más agudeza, los espacios por donde transitan los jóvenes nos muestran nuevas formas de convivencia.

 

Haciendo un breve registro descubrimos que deben habituarse:

-a los contratos laborales informales,

– a la “estigmatización” de los varones menores de sectores populares;

 

-y a un mundo actual que, en general, se caracteriza por la ausencia de pautas de acción estables.

Es en el contexto escolar donde ellos pueden practicar un repertorio variado de formas participativas, logrando cierto protagonismo.

El despliegue de lo político en la escuela se manifiesta de diversos modo: graffitis, inscripciones en mochilas, paredes, intentos de incidir en la organización del tiempo escolar,

 

Son sus maneras de apelar para presentar demandas.

 

Esas prácticas nos hacen conocer los cambios operados.

 

A los adultos, nos da una visión de las posibilidades, y, a la vez, expresan los límites que enfrentan en el acceso a la ciudadanía.

 

Es por eso que, para una mejor comprensión del concepto CIUDADANÍA, no basta con enunciar el reducido listado de derechos y deberes de la modernidad, sino, profundizar la mirada hacia los espacios por donde los más jóvenes circulan, y conocer sus maneras de ir logrando hacer propios esos lugares.

 

Son esos hábitos los que posibilitan SER y ESTAR, encontrarse con OTROS y OTRAS.

En suma, tornarse visible ante los demás.

Deja un comentario

- Somos Puerto Rico Web -

SomosPuertoRico Web utiliza software libre publicados bajo licencia GNU/GPL.
Los contenidos son publicados bajo licencias Creative Commons salvo que el autor indique otras licencias.
(Se permite el uso de los contenidos citando la fuente.)

Con Tecnologías PHP / MySQL / Wordpress
Puerto Rico - Misiones - Argentina