AUTONOMÍA MUNICIPAL

Publicado el 23/09/2010
Escribe Pablo Martín Gallero

En la reunión de la Convención Constituyente de la ciudad de Puerto Rico del martes 21 de septiembre, con respecto a la ley de lemas se dijo que el municipio no podía legislar en materia electoral. Pues si esto no puede ¿de qué autonomía estamos hablando? La autonomía es no sólo la capacidad de administrarse por sí mismo, sino también la de dictarse sus propias normas por las que ha de regirse. La sentencia del 21 de marzo de 1989 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (Caso Rivademar) sostuvo la autonomía municipal, fundando tal criterio en varias razones: entre ellas la posibilidad de creación de entidades autárquicas y la elección popular de sus autoridades.

Poseer autonomía importa la posibilidad de adoptar una decisión sin que ella sea impuesta por una instancia superior. Consagrar dicha autonomía implica que los ciudadanos del municipio, eligen a los convencionales que los representen para que dicten la propia Carta Municipal para decidir su orden institucional, político, administrativo, económico y financiero, la misma puede regular la forma de división de las funciones del poder, delimitar competencias; introducir institutos de democracia participativa y de control interno, externo y ciudadano del municipio; elegir su régimen electoral; regular tributos, etc. La realidad Misionera exige una mayor descentralización de ciertas problemáticas en los municipios, pues, son los organismos que están en las mejores condiciones para apreciar cabalmente las necesidades locales.

Pablo Martín Gallero

DNI: 26741852



            

Deja un comentario

- Somos Puerto Rico Web -

SomosPuertoRico Web utiliza software libre publicados bajo licencia GNU/GPL.
Los contenidos son publicados bajo licencias Creative Commons salvo que el autor indique otras licencias.
(Se permite el uso de los contenidos citando la fuente.)

Con Tecnologías PHP / MySQL / Wordpress
Puerto Rico - Misiones - Argentina