9 de diciembre de 2003. Un joven de Puerto Rico, Misiones sorprende a un curioso auditorio bailando tango con su pareja en una sala  de la Facultad de Trabajo Social y Teología de  Benediktbeuern, Alemania.

Así comienza la interesante trayectoria de Gustavo Javier Gómez en Europa, donde hasta el día de hoy es uno más de los embajadores artísticos de nuestro país que baila y enseña Tango, “marca registrada” de argentina  en el mundo.

Gustavo, hijo mayor de Jorge y Liliana, nació el 24 de mayo de 1979 en Puerto Rico. Su infancia transcurrió sencilla y humilde como en muchos hogares misioneros.

SOMOS quiere dar a conocer los meritorios logros de este nuevo “profeta” y nos zambullimos en el relato del propio Gustavo que así nos cuenta su comienzo con el Tango:

Comencé a bailar el tango el día que alguien descubrió en mí lo que me gustaba hace tiempo. En realidad al Tango, como se dice en lunfardo:”lo mamé desde chico”

sin darme cuenta,  con mi abuelo de parte de madre a quien muy poco conocí. Él según las anécdotas de mi madre era un” compadrito”  y un buen bailarín de Tango, y por eso creo que al Tango lo heredé genéticamente, o como se dice mas emocionalmente: “una herencia de sangre”.

SPR ¿cómo fue tu reencuentro con ese Tango dormido en vos?

“Una de mis profesoras de la Escuela Normal tuvo que ver con eso, fue  maravilloso y aun lo recuerdo con todos los detalles:

Era una mañana de frío en el año 1992. Yo tenía 13 años. Recuerdo muy bien de ese momento, hasta podría decir en qué curso, en qué aula fue todo. Estábamos trabajando para el proyecto Ferias de las Naciones, ese mi primer año en secundario. Habíamos salido sorteados con nuestro país (Argentina). Y la profesora de ese momento de Educación Cívica, Stella Maris de Muzzio había apoyado la idea que tuvimos con otros compañeros. Entre ellos estaba  Daniel Cohene, y también Carina Piñeiro mi primera pareja de baile.

La prof.  Muzzio  nos apoyó firmemente,  con mucho entusiasmo y fue la   persona que me enseñó los primeros pasitos del Tango y conocimientos de esta danza popular orillera.


Después  de eso fui incursionando en las peñas folklóricas de la ciudad, siempre con Carina, y con ese poco y a la vez valioso conocimiento que me había dejado esta profesora de la EscuelaNormal…

Después, por razones que no recuerdo, cambié mi pareja, y transmití mi pocos conocimiento tangueros en ese momento a Rosana mi próxima

pareja en  lo artístico y en lo romántico (Un romance de barrio como dice un Tango).

Con Rosana empecé a preocuparme por aprender mas del Tango y es cuando acudí a la ayuda de mis padres. Mi madre me compró los primeros libros, videos y cassettes.  Éstos eran del profesor Juan Domingo Bustos, de quien se puede decir que fue mi primer profesor de Tango. Eran en total cuatro tomos.”

SPR ¿Cuáles fueron tus primeros escalones en la profesionalización como bailarín?

Después de un tiempo la directora de Cultura Silvia Heuer me incentivó a perfeccionarme, a estudiar y me contactó con una persona clave en mi carrera artística, la profesora de danzas  Cristina Hillebrand. Ella depositó toda su confianza en mí y, con un cariño impresionante, me dio un lugarcito en su escuela,  para que yo expresara y transmitiera el Tango a otros jóvenes, y así comencé también toda esta aventura de estar en Europa ahora.

Si no hubiese conocido a Cristina nada de esto lindo que me pasa, me hubiese sucedido. Con su confianza me dio la oportunidad de aprender más del Tango. Con ella conocí a mi tercera pareja de Tango: Dayana. También a mis próximos profesores,  a Luis Gargantini y a Tatiana Kachler de la escuela de Tango de Posadas “Mundo Tango”.


SPR ¿tuviste alguna experiencia de presentaciones fuera de nuestra provincia?


Si, estando en la escuela de Cristina  comienzo a recorrer el país en las competencias de danza donde algunas veces gané Sudamericanos de Danza.

Estuve en Córdoba, Carlos Paz, Corrientes Capital, Uruguayana Brasil, y me recorrí Misiones de punta a punta, bailé en el Festival del Litoral en Posadas y en la  Fiesta del Inmigrante  en Oberá, participé en un Pre Cosquín y mucho más.”

SPR ¡pero estás en Alemania! ¿Cómo se dio?

“Luego  de haber trabajado cuatro años con Cristina, conocí a la persona que cambiaría el rumbo de mi vida para siempre. A mi próxima pareja de Tango y al gran amor de mi vida: Gabriele Lorz, una joven de nacionalidad alemana, que en ese momento estaba haciendo trabajo voluntario en el Hogar de Niños de Puerto Rico. Buscaba aprender algo de nuestra cultura, y lo más conocido en el mundo era el Tango. Por eso averiguando da conmigo, es que uno de los trabajos que ella hacía en el Hogar era llevar a los niños a mis clases y es ahí cuando me ve y se interesa de veras por el Tango.

Comienza una gran amistad entre nosotros y ella aprende a bailar Tango. Me acompañó por todas las competencias y festivales  que podíamos ir, ganamos dos competencias Sudamericana de Danza Organizadas por CIAD (Confederación Interamericana de Danzas) en Corrientes Capital en el teatro Juan de Vera y en Uruguayana Brasil.


Después de ese año en marzo del 2003 Gabi vuelve a Alemania. Es cuando mis ganas de seguir bailando el Tango se cayeron por cuatro meses

no hice nada con el Tango hasta que vuelve Gabi en julio de ese mismo año de vacaciones por cinco semanas. Es ahí también que  escalamos en nuestra relación de amigos, a más que amigos y crece la idea de irnos a Alemania y seguir bailando allá.

Ahí  comienza toda una preparación  previa para volar a Alemania y gracias a la ayuda de muchas personas pude  lograr mi objetivo.

Si no fuera por el intendente y por el Padre Carlos que creyeron en mí, no sé si estaría acá.  Les agradezco con todo mi corazón, como  también a otro grupo de gente  maravillosa de Puerto Rico.

Llegué a Alemania el 5 de diciembre del 2003 y mostré el Tango por primera vez en Alemania el 9 de diciembre de ese año. Desde ahí se dieron algunas cuantas presentaciones, mas baile de musicales, hasta numerosos pequeños shows en algunas ciudades de esta zona.  Fueron tres meses que marcaron mi destino.

Luego volví a la Argentina a hacer mis trámites legales para ir a vivir a Alemania. Es cuando también Cristina Hillebrand  me hace una despedida inolvidable junto a su escuela de danzas en el Casino Puerto Rico.

A mi regreso en abril del 2004 nos casamos  el 19 de mayo. Desde ahí comencé de nuevo con el Tango, bailamos en shows con músicos, de Buenos Aires

en teatros de Munich hasta en casamientos y cumpleaños de gente importante

Comencé a trabajar para la Dirección de Cultura de nuestra ciudad.

En ese mismo año conocí  en Munich a la primera estrella de Tango y  profesora que me dio unos de los toques importantes en mi trayectoria de bailar Tango: Johana Copes, la hija del gran bailarín del siglo XX Juan Carlos Copes. Johana fue maestra de muchos artistas de Hollywood como Liza Minelli, Robert Duvall, etc.

Ella le enseñó  a Gabi ese toquecito tangero que le hacía falta y le sacó eso europeo que ella tenía.”

SPR ¿Seguís en contacto con tu familia argentina?

“En el 2006, el año del mundial acá, fue lindo y especial. Recibí de Argentina la grata visita de mi padre (Jorge). También ese año bailé en una de las fiestas alternativas del mundial en el famoso Olympia Stadion (Estadio Olímpico) de los famosos juegos de 1974, donde ocurrió el famoso atentado.

Fue linda esa presentación, porque bailamos con Gabi embarazada de siete meses de nuestra hija Luciana.

En el 2007, organicé mis dos primeros Shows con músicos de Buenos Aires: con los Hermanos Cardozo, guitarristas de Tango increíbles y actué en una gran fiesta por primera vez en Europa con mi mamá y mi hermano Sebastián.


SPR  Pero tu formación se nutre todavía de alguna manera en Argentina

Si, en el 2008,  voy por primera vez a Buenos Aires a mezclarme con esos tangueros de ley, con esos viejos maestros, que me afirmaron en esa actitud que requiere el Tango:  señorial, compadrón, arrabalero.

Al fin me sentí identificado con toda esta filosofía de vida que elegí para mí.

Bailé el Tango en el barrio La Boca, en la Calle Caminito y en la Plaza Dorrego con grandes bailarines de Buenos Aires.”

SPR ¿Cómo te posicionas actualmente en tu profesión?

“Desde el 2005 comencé con mi gran proyecto que sigue  hasta hoy: el proyecto “Vivetango”.  Traigo a músicos y artistas de Tango para hacer espectáculos acá y también difundimos el Tango por la  región, trabajando en conjunto con otras direcciones de cultura de otras ciudades y con otras escuelas de danzas.

Para este año proyecto trabajar en julio con un cuarteto de Tango de Buenos Aires. Pero ahora mismo ya tengo muchos trabajos: clases de Tango casi todas las noches, fiesta grande de Tango en Abril, proyectos con otros artistas en otras ramas del arte.


Sigo gracias a Dios feliz haciendo para lo que nací.

Tengo dos hijos maravillosos: Jermias de cinco años y Luciana de tres añitos y a la que sigue siendo la mujer de mi vida Gabi Gomez.

Un gran bailarín de Tango decía: “Lo que no avanza muere”. Por eso yo quiero seguir avanzando para no desparecer en el olvido.”

SPR: invitamos a nuestros lectores visitar lapágina de Gustavo en:

www.vivetango.npage.de

Deja un comentario

- Somos Puerto Rico Web -

SomosPuertoRico Web utiliza software libre publicados bajo licencia GNU/GPL.
Los contenidos son publicados bajo licencias Creative Commons salvo que el autor indique otras licencias.
(Se permite el uso de los contenidos citando la fuente.)

Con Tecnologías PHP / MySQL / Wordpress
Puerto Rico - Misiones - Argentina